Postres

BIZCOCHO DE MANTEQUILLA CASERO, MUY FÁCIL – RECETA DULCE

Ya estamos de vuelta de las vacaciones de Navidades. Síii, ya sabemos que han sido un poco más largas de lo normal, pero volver a la normalidad siempre da pereza. Aunque empezamos el año de lo más fuerte. Y es que quiero presentaros una de mis guarrerías favoritas: bizcocho de mantequilla.

Cuando era pequeña y me estaba poniendo mala, me entraba un antojo increíble de este bizcocho.Bueno para ser sincera en aquellos tiempos me gustaba el industrial pero desde que aprendí a hacerlo yo en casa, ¡que se quite lo comprado!

Decir que no es precisamente light, así que recomiendo abstenerse a todos aquellos que os hayáis propuesto bajar unos kilos, porque como lo probéis… ¡estáis perdidos porque está buenísimo! Os recomiendo que os decantéis por algo más sano, aunque también dulce, como este bizcocho súper esponjoso sin mantequilla ni huevos.

Espero que hayáis comenzado bien 2015 y que no os hayáis propuesto cosas imposibles, que después,¡no da tiempo a cumplirlas! Yo este año no me he propuesto nada. Al revés,quiero que sea 2015 el que me lo proponga, que se trabaje ser el mejor año hasta la fecha. Claramente, es mucho mejor plan, ¿no os lo parece? Mientras tanto, a disfrutar de nuestro bizcocho de mantequilla.

BIZCOCHO DE MANTEQUILLA CASERO, MUY FÁCIL

Tipo de receta: Postre

Tiempo de preparación:  10 mins

Tiempo de cocinado:  30 mins

Tiempo total:  40 mins

Raciones: 8

INGREDIENTES…

  • 2 huevos.
  • 125g. de mantequilla.
  • 125g. de harina.
  • 125g. de azúcar glass.

CON LAS MANOS EN LA MASA…

  1. Batimos el azúcar con la mantequilla. Mejor si utilizáis varillas eléctricas o un robot de cocina, aunque también podéis hacerlo con las manuales.
  2. Añadimos,uno a uno, los huevos, sin dejar de batir. No incorporéis el segundo hasta que el primero no se haya integrado completamente.
  3. Finalmente, incorporamos la harina tamizada y mezclamos con suavidad hasta obtener una masa homogénea.
  4. Vertemos nuestra masa en un molde engrasado con mantequilla. A mi me gusta utilizar el clásico molde rectangular, porque me recuerda al bizcocho de toda la vida.
  5. Introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante 30-35 minutos. Dejamos enfriar y, ¡disfrutamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *